CARACTERISTICAS DEL ACRILICO POR COLADA


Espesores:
El acrílico no tiene un espesor exacto y parejo en una misma plancha.
La tolerancia promedio es del 10%, pero esta varía según el espesor y las medidas de las planchas.
Suelen tener mayor diferencia los espesores finos y las planchas grandes.


Tensiones:
Como todo termoplástico, el acrílico cambiará de medida por haber sido calentado. Si este proceso se aplicó sobre parte de su superficie, la diferencia dimensional entre distintas zonas generará tensiones.

- Procesos que generan tensiones:
Calentamiento parcial.
Mecanizados.
Pulidos.
- Consecuencias que pueden aparecer como resultado de las tensiones:
Arqueamiento de una pieza doblada.
Cracking superficial.
Propensión a la rotura por formas o calados que la induzcan.
Reacción de craqueado ante la proximidad de vapores de solventes o alcoholes.


Planimetría:
Las planchas pueden tener pequeños arqueamientos.
Un mal estibamiento puede deformar al material.
La diferencia de temperatura entre las dos caras del material producirá arqueamientos por dilatación y contracción.
Colores oscuros cargarán de temperatura al material si el mismo es expuesto al sol.


Sobre la limpieza:
No usar alcoholes ni abrasivos.
No pasar un trapo si el material tiene polvo depositado.
Usar detergente, abundante agua y lustra muebles siliconados.


Cuidados a la hora de trabajar el material:
Se raya fácilmente.
No estalla como el vidrio pero puede rajarse o cacharse.
Es inflamable.


Envejecimiento:
El material permanecerá más tiempo inalterable si se le permite contraer o dilatar según lo necesite.
También durará mas en la medida que se lo cargue con menos tensiones.
Hay colores más propensos a la decoloración que otros.


Resistencia a la intemperie:
Existen distintas calidades de acrílico, con mas o menos filtro UV incorporado en su masa (no como otros plásticos que tienen un sola cara protegida).